4 de diciembre de 2015

Galletas de Mantequilla

En esta ocasión traigo la receta de una de mis mejores amigas, Estefanía, ya os he hablado de ella en otra ocasión, poder compartir con mi rubia la pasión por la cocina es un placer. Hoy toca Galletas de mantequilla caseras, una dulce tentación imposible de resistir. 

Os pongo la receta escrita tal cual de la mano de Estefanía, debo de agradecer su colaboración en el blog y su apoyo en esta aventura. Ella es profesora de infantil, hicimos las galletas para los peques del cole, los cuales quedaron encantados con el desayuno y con su super seño.
Respecto a los ingredientes, nosotras usamos aroma de vainilla y la cantidad de azúcar, partiremos de 200 gramos, como ella indica, pero se puede aumentar si os gusta más dulce. La mantequilla deberá ser de calidad, ya que es el ingrediente estrella de esta receta y de ella dependerá el sabor y resultado final.
Para que sea más fácil trabajar la masa, una vez hecha la dejaremos reposar en la nevera unas horas, incluso puede ser de un día para otro, como hicimos nosotras. 
 Los moldes tan cuquis son de Estefi, al ser galletas para niños usamos estos con motivos de animalitos. 
 Normalmente usamos papel de horno para ir poniendo las galletas sobre la bandeja pero se nos había acabado y el papel de plata sirve igualmente. 
 Muy importante es dejar enfriar las galletas por completo sobre una rejilla antes de guardarlas. Para que se mantengan en perfecto estado, lo ideal es conservarlas en un recipiente hermético, aislando de humedad, calor u olores. Una caja metálica o un bote de cristal pueden valer. 
 ¡¡¡Los peques atacan la caja de galletas!!! 
Las galletas caseras pueden ser un buen regalo en Navidad y Papá Noel está a la vuelta de la esquina. Nosotros en el puente montamos el árbol en casa, ¡ya huele a Navidad familia! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada